CIUDAD DEL CARMEN, Cam. (apro).- A tres semanas de la muerte de la jirafa “Melman”, el zoológico municipal registró hoy el deceso, en cuestionadas circunstancias, de “Zeus”, uno de los dos leones albinos confinados en el sitio.

Apenas el pasado 25 de noviembre, obligada por las denuncias del presunto maltrato a los animales, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) aseguró los 352 ejemplares de la colección del zoológico, cuya legal procedencia no se acreditó, y luego de comprobar sus deterioradas condiciones “de salud y alimentación”.

Los animales asegurados quedaron bajo depositaria y resguardo del mismo zoológico, aunque la Profepa evaluaría “qué ejemplares deberán ser canalizados a otras Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre para sus cuidados y manutención, en lo que el zoológico realiza las adecuaciones a albergues”.

Hasta el momento, ni la Profepa ni el ayuntamiento han informado sobre la causa de la muerte del felino, aunque extraoficialmente se atribuye a un presunto padecimiento estomacal.

El animal, que estaba sometido a una dieta especial de carne salada, no aceptaba la comida desde hacía tres días.

El zoológico fue rehabilitado en 2014, durante el trienio del exalcalde Enrique Iván González López quien, por cierto, la semana pasada fue condenado a siete años y ochos meses de prisión por el delito de peculado, aunque está amparado.

Según lo que González López reportó en la reinauguración, en la que fungió como madrina la cantante Danna Paola, la rehabilitación inspirada en el zoológico neoyorquino, costó 20 millones de pesos.

El censo

En notas que daban cuenta de las lastimeras condiciones de los animales, apro divulgó un censo obtenido por la corresponsal, según el cual, al 2014 el zoológico carmelita había comprado una jirafa, dos hipopótamos, dos cebras, cinco leones (dos blancos y tres africanos), un pitón albino, dos tigres de bengala blancos y tres guacamayas.

Además, le fueron donados dos monos saraguatos, tres boas constrictoras, un pato floridano, tres mapaches, 37 tortugas hicoteas, 16 mojinas, seis japonesas y cuatro chiquihuas, dos loros cabeza amarilla, dos tucanes y tres cocodrilos moreletti.

En el lugar habían nacido un pijije, dos venados cola blanca, dos mapaches y cuatro pecaríes. En el sitio hay también hocofaisanes, tortugas lagarto, tepezcuintles, tlacuaches, águilas coliblancas, agaponi rojo, pitón burmés, cuyos, nauyacas, lagarto espinoso, pavos reales, águilas negras, gallinas guineas, tarántulas negras y rosas y jabalíes rusos.

En la reinauguración, el exmunícipe presumió la reconstrucción del aviario, cocodrilario, felinario, área de jirafas y cebras.

También destacó la rehabilitación de jaulas para especies varias, áreas de venados y pecarís, así como pintura y enrejado nuevo.

Y enfatizó que, en 2012, su administración recibió el zoológico con 227 animales y aumentó la población a 623, introduciendo además 23 nuevas especies, entre ellas jirafas, cebras, hipopótamos, leones y tigres de bengala blancos, jaguar negro, guacamayas y armadillos.

Ahora, en su boletín BP/1312 -17, fechado el pasado 26 de noviembre, la Profepa reportó sólo 352 animales como la “totalidad” de ejemplares en el sitio, es decir, que la población del zoológico habría disminuido 43.49% con respecto a la que en 2015 presumía el exalcalde.

Culpas y denuncias

Hace unos días, el alcalde Pablo Gutiérrez Lázarus, declaró en una entrevista con el reportero Ronny Aguilar del portal Páginabierta que desde el principio de su administración informó a la Profepa y a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) que la administración anterior no había entregado la documentación que avalara la legal procedencia de los animales, ni inventarios.

Reveló que su administración ya emprendió acciones legales contra la administración que le antecedió -del PRI- que fue la que remodeló el zoológico y compró los animales, posiblemente en el mercado negro porque no entregó ninguna documentación que compruebe su legal procedencia.

Y acusó a ambas dependencias, Sermanat y Profepa, de complicidad pues pese a que ambas supieron en todo momento de la inadecuada remodelación del sitio y de la compra de los animales, y sus autoridades incluso estuvieron presentes en la inauguración del sitio, fueron omisos.

Fue hasta que entró en funciones la actual administración panista, cuando la Profepa empezó a sancionar al ayuntamiento con multas periódicas.

El alcalde destacó que desde hace varias semanas el ayuntamiento le pidió a la Profepa la reubicación de aquellos animales cuyas áreas de confinamiento del zoológico municipal les resultaran inadecuadas.

“Que cada quien asuma sus responsabilidades”, pidió. Y consideró que este problema “es una buena oportunidad para replantear el futuro del zoológico; si los circos han estado desapareciendo producto de una legislación y en países como Costa Rica, los zoológicos han dado un giro para convertirse en áreas de reserva natural y convivencia familiar sin animales exóticos en cautiverio, pues podemos verlo como una alternativa para Carmen”.

En el caso de los animales para los que sea pertinente el traslado, dijo “que así sea; no tenemos la intención de mantener animales en cautiverio que no cuentan con las condiciones óptimas de encierro en un lugar que no fue bien diseñado.

“Peor aún, si es que estos animales provienen de tráfico o de manera ilícita, porque no hay documentación que avale el origen y la obtención”.

Gutiérrez Lázarus reconoció que es muy probable que la administración de González López haya comprado en el mercado negro las especies, algo que, asegura, se informó a las dependencias federales desde el inicio de su gobierno, pero las autoridades fueron omisas.

“Muy probablemente fueron adquiridos de forma ilícita, no hubo una entrega recepción del zoológico, pero en la inauguración estuvo toda la comitiva ambiental en el zoológico y hubo una presentación artística masiva, estuvo Danna Paola, y si no se percataron los funcionarios de alto nivel, los que tienen contacto directo se debieron hacerlo, pero no se hizo nada”, recalcó.

También comentó que para la Profepa el problema se soluciona acumulando multas, la última de las cuales fue por un monto de 170 mil pesos.

“Así no se acaba el problema. Hay que resolverlo para que ningún animal en cautiverio padezca por las omisiones de quienes estaban a cargo de ellos”, sostuvo. Y remató: “cuando conviene hay amnesia y omisiones…”.

Así mismo, rechazó que los animales estuvieran mal alimentados como se ha denunciado. Explicó que están sometidos a una dieta balanceada porque algunos estaban obesos por el régimen alimenticio que tenían y la falta de espacio para moverse.

“Los felinos reciben en tiempo y forma todos sus alimentos, me consta porque por aquí pasan las requisiciones y Tesorería paga en tiempo y forma, y Servicios Públicos recibe los insumos necesarios para alimentar a los animales”, afirmó.

El funcionario recalcó que “en ningún momento ha estado en riesgo la alimentación; han recibido sus verduras, frutas, alfalfa, carnes y la vacunación necesaria, que debe ser algo que periódicamente se realice”.

Por último, reconoció: “No vamos a decir que todo está bien, estos animales en las condiciones en las que están, en espacios tan reducidos, no pueden estar en buenas condiciones”.

La entrada Ahora muere un león albino en el zoológico de Ciudad del Carmen aparece primero en Proceso.



Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here