can i buy Premarin over the counter in spain  

here El escritor mexicano Alejandro Paniagua presentó su poemario titulado “Tatuajes de un mexicano herido”, en el Centro de Creación Literaria Xavier Villaurrutia, del Instituto Nacional del Bellas Artes.

http://mgrboston.com/?grp=General Interest Motivado por la incógnita de saber ¿Qué pasa con los tatuajes cuando la persona que los porta muere?, el autor reflexiona a través de su libro sobre el valor y significado de la tinta puesta en el cuerpo.

Durante la presentación narró que el nacimiento de la idea del título de su obra, surgió cuando en una de sus visitas a Estados Unidos durante su juventud, se encontró con que un amigo que formaba parte de una banda de cholos y estaba lleno de tatuajes, había muerto.

buy arimidex online uk “Me pregunté, ¿qué pasa con estos tatuajes, ya no significa nada, se acaba el significado, se acaba la importancia?, entonces por eso es que este texto es un homenaje a este señor.

“Los tatuajes son un aspecto muy importante de mi vida y creo que los escritos también son como tatuajes, si los publicaste, pues ya están ahí, sean malos, buenos, van a estar ahí siempre, más que la narrativa, un poema es difícil que se te olvide, borrarlo.”

Acompañado por Guillermo Vega Zaragoza, quien es escritor de la Revista de la Universidad de México de la UNAM, nombró a Paniagua como un “poeta maldito”.

“Su libro reboza de cosas que no deberían ser consideradas como poéticas, pero sin embargo las convierte en tales. Palabras, imágenes, metáforas, atmosferas, temas, emociones ¿Por qué? ¿Cómo se le hace para meter en un mismo poema Cesar Vallejo, los videojuegos, personajes de televisión, marcas que todos conocemos, que suene poético y que sobre todo se entienda?

“Así son los poetas malditos, quienes se atreven a romper los límites y ensanchar las avenidas por las que luego transitaremos todos, ojalá volvieran a hacer los poetas lo que alguna vez fueron, videntes que nos narran algo acerca de lo posible.”

A la presentación acudió el actor y amigo del poeta, Víctor Kruper, quien se encargó de la lectura de algunos poemas.

Vía El Arsenal

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here