see  

buy Lyrica 150 mg  

orlistat 120 Intervenir los libros como un acto estético y transformarlos en piezas de arte es la propuesta de Michelle Pérez-Lobo en la muestra Un texto es un lienzo es un texto, inaugurada el pasado viernes en el Foro R-38 de la Universidad del Claustro de Sor Juana.

Nacida en Ciudad de México en 1990, la escritora y editora se apoyó en su biblioteca personal para intervenir con hilo y aguja las páginas que más le interesan o conmueven de sus ejemplares favoritos y, así, trascender el libro como objeto y usarlo como materia prima en 28 piezas.

Me interesa plantear el arte contemporáneo nutrido de contenido literario. Unir la forma y el fondo, que la página diga algo, pero que también visualmente sea atractiva, explica.

Algunos de los libros intervenidos por la creadora son Poesías, de Ulises Carrión; Farabeuf: iconografía de una gestación, de Salvador Elizondo; Poesías completas, de Macedonio Fernández; Fragmentos de un discurso amoroso, de Roland Barthes; Poesía completa, de César Vallejo; Un hombre duerme, de Georges Perec, y Me acuerdo, de Joe Brainard.

La egresada de la carrera de literatura iberoamericana y la maestría en lexicografía hispánica también incluye un volumen de su propia autoría, el poemario Lo que perdimos y otros poemas.

Asegura que la literatura le da material todo el tiempo para trabajar y que los volúmenes no sólo están para ser leídos, sino para ser asimismo objetos artísticos, al utilizar su papel, recortarlo o dibujarlo.

Consciente de que algún bibliófilo considere un sacrilegio su primera exposición, Michelle Pérez-Lobo aclara que se trata de un acto respetuoso y amoroso hacia la literatura.

A pesar de que puedas ver páginas recortadas o deshojadas, es una muestra de amor interactuar así con un libro. Siempre he sido de las que subrayo todo con lápiz, dialogo con ellos, y los más rayados son los que más quiero, porque me han impactado y significado. Para mí es más un diálogo amoroso que un atentado, precisa.

Con esta exposición que propone una simbiosis muy personal entre la mirada literaria y la estética, la joven poeta dice que empieza a abrir el camino para ver todas las posibilidades que pueden tener los libros para transformarlos y resignificarlos.

Hay quejas del arte contemporáneo de que uno como espectador no alcanza a entender si la obra tiene un sentido o si el autor lo pensó así. Me interesa el arte actual que tiene un significado detrás y está pensado. En este caso, me fijo mucho en lo que dice el texto para intervenirlo; nada es arbitrario o al azar, todo tiene un porqué.

Un texto es un lienzo es un texto forma parte de las actividades del tercer Di/Verso: Encuentro de Poemas en la Ciudad de México 2018. Se mantendrá abierta al público hasta el 17 de agosto en el Foro R-38 de la Universidad del Claustro de Sor Juana, (San Jerónimo 24, entrada libre).

Vía La Jornada

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here