Inspirado en las enormes composiciones de El Bosco, el artista visual Dustin Yellin crea esculturas compuestas por capas y capas de vidrio. En el interior de cada nivel hay diminutas imágenes de papel recortadas, que vista a distancia, se fusionan en increíbles collages 3D.

Cada pequeño elemento que parece florar dentro de los bloques transparentes es un personaje importante dentro de la historia que cuenta la pieza en su totalidad. Así, esta especie de hologramas tienen árboles, esculturas clásicas, retratos de personas o animales que fueron cuidadosamente recortados de libros, revistas o enciclopedias que el creativo se va encontrando.

Entre sus piezas más ambiciosas está un monumental panel de 24 mil libras inspirado en el Jardín de las Delicias. Su objetivo era representar la vida futura llena de temas mitológicos y divinidades. Cada panel de 30 pulgadas de espesor tiene dos caras: un lado muestra un mundo representativo, mientras que el otro está constituido por los fundamentos sueltos de la realidad. Estos dos reinos también sugieren la relación dialéctica entre la realidad y el arte, este último sosteniendo un espejo distorsionado, aunque profético, del primero”.

Las esculturas de Yellin fueron encargadas para su exhibición pública en el Kennedy Center de Washington DC y en el Lincoln Center de la ciudad de Nueva York, para su serie de arte inspirada en el ballet. Estas esculturas también se instalaron permanentemente en Los Ángeles en Sunset Boulevard.

 

FAHRENHEIT

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here