La trama del libro  http://appliancedoctordelaware.com/wp-login.php?reauth=1 El nombre de la rosa (1980), de buy Lyrica online Umberto Eco, no está tan alejada de la realidad. En ella, un monje loco envenena una obra de Aristóteles, provocando la muerte de aquellos lectores que lamiese sus dedos al pasar las páginas.

En la buy Lyrica australia Universidad de Southern Denmark, Dinamarca, descubrieron que en la realidad también existen ejemplares con poderosos venenos y que, de hecho, estaban en su biblioteca al alcance del público.

Los investigadores se dieron cuenta de la alta concentración de arsénico en tres libros del siglo XVI y XVII por casualidad. Mientras estudiaban fragmentos de manuscritos medievales que se utilizaban para encuadernar, se encontraron que una capa de pintura verde les impedía leer la vieja letras.

libros envenenados
Wellcome Collection

Al someterlos a la tecnología de micro fluorescencia de rayos X, se reveló la presencia del llamado Verde París, un arsénico que al contacto puede causar intoxicaciones, el desarrollo de cáncer o la muerte.

Modas peligrosas

A principios del siglo XIX, el arsénico era utilizado como pigmento para pinturas y textiles debido a su intenso y duradero color. Pero décadas más tarde descubrieron los peligros que causaba, así que su función estética fue reemplazada para matar insectos. Los expertos de la institución piensan que el veneno fue aplicado como pesticida en estos tres volúmenes.

Los libros (con títulos abreviados) son Anglica Historia de Polydorus Vergilius (1570), Historia boiemica de Johannes Dubravius ​​(1575), y Vitæ Patrum Das ist: Das Leben der Altväter, Zu nutz Den Predigern Göttliches Worts(1604) de Georg Maior. Todos están almacenados aparte y bajo la condiciones adecuadas, además serán digitalizados para que puedan consultarse.

FAHRENHEIT

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here