El pasado lunes 22 de junio, a las 18 en España, las 11 en México, las 12 en Chile, las 13 en Argentina…  dio comienzo la primera sesión del taller en línea Desertificación Cultural. Tal y como apuntaba la artista Saray Pérez Castilla, el paisaje ofrecido en pantalla se mostraba cautivador: un mosaico creado por una veintena de pantallitas en las que personas de diferentes lugares del mundo, unas con bufanda, otras en tirantes, se miraban entre sí.

Jose Iglesias García-Arenal, director del proyecto, abría el taller relatando cómo surgió la idea del mismo:

«Desertificación Cultural nace hace un año reflexionando sobre cómo el cambio climático afecta al desarrollo de proyectos culturales, y cómo estos a su vez pueden intervenir sobre el cambio climático. De ahí surge la imagen del desierto, una imagen muy potente que nos permite pensar en el mundo en el que estamos y en las políticas neoliberales. Desertificación Cultural es a su vez una conversación que se da en muchos lugares: Cerdeña, Extremadura, Patagonia

Inicialmente planeamos hacer un encuentro en Extremadura y, paralelo al mismo, unas residencias. Por razones obvias no ha sido posible. Sin embargo, hemos aprovechado las circunstancias para repensar y, aunque la primera idea fue hacer una serie de entrevistas para elaborar unos podcasts, después consideramos que lo más interesante era desarrollar este taller».

Un taller en línea organizado de forma colaborativa por la plataforma curatorial MAL y la Sala Guirigai. Un programa de cuatro sesiones que además incluye la idea inicial de los podcasts: las conversaciones están siendo grabadas para después ser editadas y compartidas públicamente en la radio libre CorralOn.

El mosaico de pantallas ofrece mucho más que diversidad de rostros, vestimentas o decorados. Se trata de una mezcolanza de personas vinculadas a la cultura, a la investigación cultural; a esos proyectos culturales que a menudo se conforman a partir de procesos personales…


 

Artes del colapso. María Ptqk

Iama o Gshin rje (གཤིན་རྗེ་གཤེད), deidad de la impermanencia en la mitología védica

Iama o Gshin rje (གཤིན་རྗེ་གཤེད), deidad de la impermanencia en la mitología védica

«Presentarme es complicado. Soy curadora, investigadora y trabajadora cultural. El lugar de estudio que me interesa es la tecnociencia. Desde ahí surgen los talleres Artes del colapso, un entorno de investigación compartida, un proyecto en proceso cuyo objetivo es crear entornos de conversación sobre los efectos de la crisis climática en la psique individual y colectiva, en línea con las teorías de la ecología profunda (deep ecology) iniciadas por los movimientos ecofeministas de los años ochenta».

Cuando pensamos en el colapso, ya sea medioambiental, tecnológico, financiero, social, ¿en qué pensamos? ¿Cuáles son las ideas, las palabras, las imágenes, los referentes conceptuales o culturales de los que disponemos para “pensar” esos escenarios, para imaginarnos respecto a ellos?

www.mariaptqk.net

 

En su investigación, María Ptqk plantea además una cuestión concreta, profunda:

¿Cómo te imaginas que será este lugar en el 2056?

«Desarrollamos los talleres en 2017 y 2018 en diferentes contextos: en Los Santos de Maimona, en Sevilla, en Valencia… Todos fueron muy diferentes pero compartieron elementos en común: en todos se generó un proceso de duelo colectivo. Duelo es una palabra incómoda, difícil; nos sitúa en un lugar de intimidad que no aplicamos en los entornos culturales.

En los talleres trabajamos términos muy concretos, como la fecha y el espacio. Cuando planteas 2056 todo el mundo calcula su edad, la edad de sus hijos si tienen… Eso te sitúa en otro lugar. Otra de las pautas fue salirnos de los esquemas habituales del cine de catástrofe, que es lo que ha construido nuestro imaginario cuando pensamos en el futuro. […] Salvar el planeta… El planeta no necesita ser salvado. Ahí otro duelo: no somos La Especie, solo somos una especie más. La humanidad no salva el planeta. Y ahí el colapso, porque antes de imaginar es necesario deconstruir cómo nos representamos».

La de «extremófilo» es también una categoría antropocéntrica, construida desde el modelo de las necesidades humanas. ¿Condiciones extremas para quién? Para los seres abisales sobrevivir en la superficie es tan imposible como para nosotros hacerlo en el fondo del mar. Cuando afirmamos que «todos somos extremófilos», nos confrontamos a la dificultad de definir qué son condiciones adecuadas para la vida, y a la constatación de que la evolución de una especie puede suponer la desaparición de otra. Si el crecimiento de la población humana es un factor de riesgo para otras especies, lo contrario también es cierto: su desaparición o una merma drástica de su número podría marcar el inicio de una era floreciente para otras formas de vida.

Especies del Chthuluceno. Panorama de prácticas para un planeta herido, María Ptqk

 

«No es lo mismo desertización que desertificación; el desierto es un lugar en el que ocurren muchas cosas; un paisaje lleno de matices y diferencias… Para varias de las personas que están aquí, el clic nos lo provocó el Sáhara».


 

Paisajes Invisibles. Saray Pérez Castilla

«Soy artista, activista e investigadora. La diversidad de desiertos…. Recuerdo cuando entré en Sáhara Occidental, la Hamada. Tienes una construcción en tu cabeza de ese desierto de fina arena, amarilla, y te plantas ahí, que es como un pedregal… Un abuelo me dijo: La Hamada es el infierno donde nunca crece nada. Una bofetada. Pero desde hacía 42 años en ese territorio de emergencia seguía brotando vida».

Paisajes invisibles es un proyecto denso sobre los relatos  y memorias que construyen los territorios que habitamos.

A partir de memorias orales y rituales alrededor de “semillas” de memoria, mezclando geolocalización, grabaciones analógicas y cerámica, Paisajes invisibles ha recorrido diferentes territorios, creando diálogos colectivos sobre los paisajes que permanecen ocultos y las narraciones olvidadas y negadas.  Partiendo del Sáhara Occidental, donde Paisajes invisibles trabajó con deyars (sabios) y las generaciones más jóvenes, se ha ubicado en otros lugares como el Ecuador y el País Vasco, donde se ha trabajado con relatos y recuerdos colectivos en un viaje que permanece abierto.

paisajesinvisibles.org

 

Si no tenemos la construcción del paisaje, ¿se puede tener memoria?

«Cuando se pierde la querencia especial de la flora y la fauna, se pierde la semiótica, se pierden las palabras. Para entender el paisaje es necesario romper la jerarquía del ojo, de la mirada… Hay que atender a la voz, al tacto.

Paisajes invisibles comenzó a gestarse no como un proyecto artístico al uso, sino como una incursión con metodología artística en la casuística antropológica del Sahara Occidental y de los Refugiados Saharauis. Los relatos de los deyars construyen puzles que dibujan la memoria del Sáhara. 44 relatos orales de vida de astrólogos, cantantes, poetas, hombres y mujeres. Derivas libres y recorridos nómadas; territorios de vida que construyen la historia al margen de la historia oficial, que visibilizan la precariedad y el estado de emergencia».

El proyecto ahonda en las cartografías sensibles de los sentidos, en especial en el de la “audición” a través de la voz y la memoria, aglutinando la narración libre de los deyars y su cartografía mediante el enterramiento simbólico de cápsulas del tiempo en el desierto de la Hamada donde se emplazan los Campamentos de Refugiados Saharauis en Tindouf (Argelia).

«Para mí era importante que las nuevas generaciones que han nacido en estos desiertos estuvieran presenten en la transmisión oral.  Yo no voy a sustraer información para llevármela. De ahí las capsulas de la memoria, unas semillas hechas con materiales reciclados, reutilizados, que contienen los relatos grabados en casetes. Y de ahí la construcción en comunidad de monolitos que muestran el errar por la tierra».


 

Lafábrika detodalavida. Siro Santos.

 

«Me dedico a agitar cosas en lo cultural y en lo social desde la parte más creativa. Desde hace años, trabajo en tres tipo de procesos: la  construcción -desarrollando infraestruturas desde lo comunitario-, la extitución y las redes afectivas como modo de producción. Y me dedico a trabajar desde dos contextos concretos: desde la periferia de la ciudad, en Cali (Colombia) y Madrid (España) principalmente, y desde el territorio rural, en LaFábrika detodalavida (LFDTV) de Los Santos de Maimona».

LFDTV nace en 2009 con la okupación simbólica de una cementera abandonada. Esta cementera fue el resultado del Plan Badajoz, un programa de industrialización que el dictador Francisco Franco desarrolló en Extremadura; un fracaso.

«Somos herederas del Plan Badajoz… Logramos legalizar el espacio con la narrativa de lo jurídico, afianzando la cooperación con las administraciones públicas mediante el desarrollo de un convenio de cesión del espacio. Este convenio es abierto, libre, descargable, para toda la familia… A disposición de cualquier centro social que necesite de una experiencia previa.

Gracias a un crownfunding y a las manos y el amor de personas de muchos lugares del mundo, llevamos a cabo la rehabilitación de dos naves desde la autogestión con la idea de crear un espacio comunitario donde desarrollar proyectos colaborativos en lo cultural, en lo social… Este proceso se da entre 2013 y 2015, años en los que nos preguntamos qué herramientas tenemos para rehabilitar lo rural y en los que entendemos que la arquitectura ha de estar al servicio de lo social.

En los últimos años se ha sumado a LFDTV una generación más diversa, gente joven que quiere vivir en lo rural y que quiere encontrarse con otras rurales. Deformadores y deformadoras profesionales que necesitamos hacer cosas juntas, desde la colaboración, desde el ser más fuertes porque somos más… Nuestros esfuerzos se centran en:

¿Cómo soñar en común, cómo aprender haciendo, cómo sobrevivir otros diez años?

El confinamiento nos ha permitido repensar este sueño que es LaFábrika detodalavida. En los últimos meses hemos creado unos proyectos en los que centrarnos: La Kacharrería, un almacén y un taller que nos permiten el reúso y la reutilización de materiales; Autopías, un programa de investigación cultural que nos ayuda a no olvidar el sueño de LaFábrika nunca más; SiempreViva, un huerto que ofrece verde a este espacio gris..»

Más información: LaFábrika detodalavida reconocida como modelo de gestión social del patrimonio en Europa

 


Otras aportaciones

– «La desertización es un proceso natural; la desertificación es un proceso humano ligado a la agricultura, a la producción».

– «El campo y lo rural pide a gritos una reinvención».

– «La fragilidad del ser consciente nos fuerza a pensarnos en común (Marina Garcés)».

– «Las urgencias activistas pasan por salir a la calle como ciudadanía a reclamar políticas comunes».

– «Por supuesto, no vamos a salvar el planeta, mas en el pueblo mapuche defendemos la Ñuke Mapu, la Madre Tierra; esto quiere decir que no la vamos a salvar, pero somos parte de la voz que habla de la Tierra».

– «Atravesemos la desesperanza con alegría, reuniéndonos, recuperándonos en memoria, con recetas de comida, con las historias de los abuelos, con los saberes que se fueron perdiendo».

– «Negamos nuestras condiciones de seres finitos. Solo la iglesia nos da las claves. Somos huérfanos de rituales y mecanismos para pensarnos ahí. Nos hemos desvinculado de eso… Necesitamos nuevos rituales para pensar la finitud».

– «El concepto duelo me toca mucho, aquí y ahora, antes del 2056… Cómo salgo de casa hoy, cómo salgo cuando hay miles de muertos esparcidos en este país que se han ido solos… Ahora hay un desierto emocional, un miedo que nos seca, sino hacemos una acción, entraremos en una inmadurez. Tenemos en nuestras manos hacer acciones. Es una manera de regar el desierto emocional. Hagamos pequeños rituales para los que se han ido, hagamos acción, hagamos pensamiento en acción».

 

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = ‘https://connect.facebook.net/es_ES/sdk.js#xfbml=1&version=v3.2&appId=1806753992945843&autoLogAppEvents=1’;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = ‘https://connect.facebook.net/es_ES/sdk.js#xfbml=1&version=v3.2&appId=1806753992945843&autoLogAppEvents=1’;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

Vía El Cultural

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here