buy Lyrica online ireland

http://highonblog.com/obligatory-first-document-testing-life-cycle/2016-12-08_1733-4/ CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El proceso de selección del candidato de la coalición “Por la Ciudad de México, al Frente” para la jefatura del gobierno capitalino será, como hace seis años, mediante encuestas que “ayuden” a decidir al Consejo Electivo del PRD local por la persona “mejor posicionada” para las elecciones del 2018.

Sin embargo, la medición de popularidad no es la única similitud con el proceso en el que, en 2012, Miguel Ángel Mancera resultó electo: esta vez también participan exfuncionarios del gabinete de gobierno que no militan en el PRD y la única aspirante mujer, exlíder nacional del partido, igual se someterá a los números y simpatía de los capitalinos.

Y no es todo. Como hace un sexenio, existen voces que extraoficialmente hablan de un supuesto acuerdo previo o “palomeado” de líderes nacionales y funcionarios capitalinos para ungir a la persona que deberá competir –ahora– contra los candidatos de Morena y el PRI, Claudia Sheinbaum y Mikel Arriola, respectivamente, para conservar el poder en la capital del país que, por primera vez en 17 años, parecer estar en riesgo para el PRD.

La mañana de este lunes, el presidente del PRD en la capital, Raúl Flores, se reunió en el Hotel Hilton con Armando Ahued, Alejandra Barrales y Salomón Chertorivsky, precandidatos del Frente, quienes firmaron el acuerdo para la metodología de selección del abanderado.

En entrevista, Flores informó que el candidato será definido por tres encuestas externas y una interna en el Consejo Consultivo del PRD y se dará a conocer después de la segunda quincena de enero de 2018.

El también vicecoordinador del PRD en la Asamblea Legislativa (ALDF) explicó que será Consulta Mitovsky la empresa que concentrará los resultados de los otros sondeos que harán Ipsos y Covarrubias y Asociados durante los primeros días de enero próximo para orientar al Consejo perredista.

Al final será éste el que dará la última palabra para “el candidato más fortalecido, el más favorecido”.

Flores García aclaró: “No vamos a generar un tema de dedazos, no vamos a engañar a la opinión pública con encuestas que no sean confiables o mecanismos que no puedan ser conocidos por la sociedad”.

De esta forma se refirió al polémico método de selección interna aplicado por Morena en el que Claudia Sheinbaum emergió como virtual candidata.

El acuerdo firmado por Ahued, Barrales y Chertorivsky asegura que la metodología planteada “cumple con los principios de certeza, transparencia e imparcialidad” para definir al abanderado del Frente, que integran PAN, PRD y MC, en la capital del país.

En el proceso quedó abierta la posibilidad de que durante la precampaña los tres aspirantes participen juntos en “entrevistas conjuntas” –entendidas como debates– en los medios de comunicación para exponer sus proyectos de gobierno.

No obstante, tendrán prohibido “utilizar la diatriba, calumnia, descalificación o cualquier otra acción que pueda afectar a los precandidatos o la imagen del partido”.

Horas después de la firma del acuerdo, los tres precandidatos acudieron a brindar su apoyo público al precandidato presidencial de la coalición “Por México, al Frente”, el exlíder nacional panista Ricardo Anaya.

http://pousadabarrabella.com.br/wp-json/oembed/1.0/embed?url=http://pousadabarrabella.com.br/the-magic-of-bali/ Como en el 2012

En enero de 2012, el entonces procurador general de Justicia del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, resultó ser el precandidato mejor posicionado en las encuestas para dar la pelea por el PRD, PT y Movimiento Ciudadano y retener la jefatura de gobierno, la cual ganó con una votación histórica de 63.5% de los votos.

El método de encuesta tenía como antecedente haberse aplicado para definir la candidatura presidencial de esa coalición entre Marcelo Ebrard y Andrés Manuel López Obrador.

Como para el próximo proceso, hace seis años la empresa Covarrubias y Asociados participó –junto con Nodo y Buendía&Laredo– en la aplicación de encuestas a los capitalinos.

Para entonces, además de Mancera Espinosa, el único sin partido, alzaron la mano Gerardo Fernández Noroña, Joel Ortega, Martí Batres y Alejandra Barrales, todos militantes del PRD.

El día de la presentación de los resultados de la encuesta, la entonces diputada local y exlíder sindical de las sobrecargos se rehusó a asistir al acto, pues consideró que en el proceso se presentaron varias irregularidades y se reservó el derecho de expresar su opinión y, por lo tanto, de avalar a Mancera como candidato.

La mayoría de los aspirantes había ejercido cargos en el gabinete del gobierno capitalino que, de alguna manera, les sirvieron como “trampolín” en su intentona para gobernar la ciudad. Como en el caso actual de los exsecretarios de Salud, Armando Ahued, y de Desarrollo Económico, Salomón Chertorivsky, por cierto, no militantes del PRD.

Otra similitud de ambos procesos consiste en que, tanto en la época de Ebrard como de Mancera, en los corrillos del gobierno capitalino se mencionaron varios nombres de miembros de sus gabinetes como “los gallos” o preferidos de los gobernantes para ir a la contienda.

En el caso de Ebrard, su brazo derecho desde años atrás, secretario de Finanzas y luego de Educación –actualmente senador por Morena–, Mario Delgado, debió ser “sacrificado” para dar paso a Mancera, debido a que su trabajo como titular de la PGJDF le daba más posibilidades.

Además, como después se supo, Mancera Espinosa recibió el “visto bueno” del entonces ya candidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador.

Para el proceso que se aproxima, igual se manejaron nombres como el de José Ramón Amieva, exconsejero jurídico y actual secretario de Desarrollo Social, así como el de Manuel Granados, actual presidente nacional del PRD, tras las negociaciones de la coalición “Por México, al Frente”.

De éste salió que mientras al PAN le correspondería designar al candidato presidencial, al PRD le tocaría escoger al competidor por la jefatura de gobierno de la Ciudad de México.

Incluso, en diversas columnas políticas ya se habla de que en el acuerdo Alejandra Barrales saldría beneficiada.

Según el presidente del PRD-CDMX, Raúl Flores, los resultados de las encuestas se darán a conocer después de la segunda semana de enero de 2018. En ese lapso, Ahued, Barrales y Chertorisvky recorrerán la ciudad para intentar posicionarse entre los capitalinos.

 

La entrada El PRD reedita método por el que Mancera logró ganar el gobierno de la CDMX aparece primero en Proceso.



Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here