i want to buy clomid online uk buy priligy hydrochloride  

 

Alrededor de las 12:30 horas de este sábado, en la explanada del Monumento a la Revolución, comenzaron a escucharse las sonoridades de un tambor. Fue el inició, por tercer año, de un flashmob de danza africana organizado por el grupo Ndjira México, para celebrar el Día Internacional de África en Ciudad de México.

Más de 60 personas, entre niños, jóvenes y adultos, realizaron una coreografía colectiva, con música contemporánea grabada compuesta por el músico de Costa de Marfil, Serge Beynaud.

Con una duración de cinco minutos, el mismo baile se repitió para el disfrute de los transeúntes que transitaban por la Plaza de la República.

El 25 de mayo se celebra el Día de África, efeméride que invita a reflexionar sobre los retos y desafíos que se le plantean a África en el futuro próximo. El origen de esa celebración se remonta al 25 de mayo de 1963, cuando 32 líderes africanos se reunieron para formar la Unión Africana.

En México la cultura de los países africanos es aún poco conocida por lo que el grupo Ndjira-La cultura de África en México, fundado en 2009 y encabezado por Stephanie Esparza y Manyanga Como, se ha dedicado a promover diversas expresiones artísticas entre talleres, conferencias, muestras gastronómicas, ciclos de cine, exposiciones y lecturas de autores africanos, todas, actividades con creadores contemporáneos.

Con esas acciones, comentó Esparza a La Jornada, se busca romper un poco con los estereotipos que generalmente acompañan los discursos sobre la cultura africana.

La promotora cultural adelantó que mañana será inaugurada una exposición fotográfica en la Biblioteca Vasconcelos que integra una serie de retratos de personas afromexicanas.

De acuerdo con Esparza, la presencia cotidiana de África “actualmente es muy reducida en México, pero cada vez va ganando más peso. En Ndjira trabajamos con distintas agrupaciones africanas, pero representamos más a Mozambique, de donde es originario el bailarín Manyanga Como.

“De Costa de Marfil, Angola y Sudáfrica podemos encontrar de cada nación una pequeña comunidad. De igual manera de congoleños, nigerianos, togoleses y cameruneses.

Para nosotros es muy importante realizar esa labor, porque sólo hay como tres mozambiqueños en México. Aun sin una embajada oficial ni una amplia comunidad nos hemos dedicado a organizar diversas actividades, dijo Stephanie.

Hemos difundido que ese continente es más que tambores, máscaras, safaris, para mostrar más el África contemporánea. La música de Serge Beynaud que escuchamos es lo que hoy se baila en cualquier fiesta. La idea es mostrar que África es un continente en desarrollo y con infraestructura moderna.

Vía La Jornada

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here