La música electrónica ha tenido un crecimiento exponencial en los últimos años, hemos visto un notorio repertorio de artistas y revelaciones que se integran a esta escena musical y desarrollan estilos mas novedosos. Una nueva etapa esta viendo su auge. Y ni poner en duda que este cambio no solo se ha visto en otros países, México ha estado dando un gran apoyo tanto a su escena nacional como a la internacional.

A propósito de los múltiples eventos que se desarrollaran en la CDMX en los próximos meses, uno de los más expectantes es la primera presentación de Simon Green en la Carpa Astros el próximo 1 de marzo.

Y promete ser un show con la alta calidad que Bonobo siempre ha mantenido.

Explorador de sensaciones

Con tan solo 18 años, el productor, compositor y músico; se trasladó a Brighton, donde lanzó su primer álbum, “Animal Magic” bajo el sello http://thememorialweekend.org/?author=3 important source  Tru Thoughts en el año 2000. Un álbum producido y casi en un 100% interpretado por el autor que lo catapultó como uno de los nuevos pioneros del downtempo y su música basada en el ritmo, cautivando de forma tal a la prensa como a muchos de los grandes sellos discográficos. Para el año siguiente habría fichado para el sello Ninja Tune y para el 2003 un álbum de remixes de Tru Thoughts seria lanzado bajo el nombre de “Dial ‘M’ For Monkey”.

Su vasto estilo musical, comprende sonidos principalmente étnicos combinados con heavys y complejos de Basslines, además de elementos de percusión que avanzan de la misma forma en la que se va desarrollando su personalidad. Por momentos sus sonoridades tienen toques sensibles y melancólicos que pueden recordarnos a artistas como Caribou o Daphni, algunos otros son pequeñas texturas del jazz que nos remonta a Mr. Stuff o Quatic.

Nada realmente termina

En palabras del artista, uno debe aceptar que cuando tiene algo y es expuesto ante la gente, esta responde de mil maneras. Pero es lo que lo mantiene, de lo contrario estaríamos haciendo lo mismo durante toda nuestra vida.

Una pista puede ir en direcciones infinitas pero su filosofía le permite aceptar que debe estar lista de una u otra manera. Todo es un documento de tiempo, siendo la única forma en que nos mantenemos adelante.

Migration

¿Podríamos realmente encasillar a Simon de orgánico? Quizá simplemente debamos abstenernos y disfrutar de sus creaciones.

Su álbum más reciente, llamado Migration tiene un carácter peculiar, es transitorio, no nos va llevando de la mano como algunos artistas suelen hacer, sino que nos lleva por sensaciones distintas en las que ninguna se parece a la anterior.


La idea que dio formato al nombre ha sido un algoritmo, una estructura aleatoria a partir de armonías. Jon Hopkins improvisó con el piano siguiendo el algoritmo. Construyendo algo que en definitiva no se había visto antes y que ha sido desarrollado con un método no consciente.

Bonobo ha sido su propio migrante en esta creación que denota visiones de al rededor del mundo, culturas diversas, sonido tan comunes como aviones, naturaleza y elevadores. Un viaje real que dio a la luz a uno con mayor profundidad, uno sonoro.

Migration consigue emocionarnos sin caer en el exceso ni la grandilocuencia, con una mezcla perfecta entre una base con toques electrónicos que suelen dar aluciones a Moderat, bastante sensibles. Bonobo ha declarado que su música está directamente ligada con la nostalgia.

Canciones como “Break Apart” con Rhye a la voz, son un fiel testimonio de ello. Como a su vez la lista de voces deliciosas que no cesa, ya que, se vuelven a hacer presentes en “Bambro Koyo Ganda” con la colaboración de Innov Gnawa, Nicole Miglis en “Surface” y “No Reason” en colaboración del músico australiano Nick Murphy; con quien mantiene una relación cercana desde el 2013 y cuya contribución permite entrever una fusión con bastante buen entendimiento.

Contrarias al cierre del álbum con “7th Sevens” y “Figures” que nos devuelven a ese Bonobo que cautiva y encanta con toda esa preciosa añoranza que sobresale en cada uno de sus sencillos.


Reafirma ser un autor que no se estanca y sobresale por su constante experimentación en sonidos que descomponen sensaciones que ya tenemos convirtiéndolas en otras que no habíamos podido sentir. Un álbum realizado ente cambios de lugar de residencia e idas y venidas propias que emanan reflexiones sobre la identidad de las personas y los sitios.

Su show promete más que solo la instrospección a la pista de baile, sonidos que abarcan desde lo espiritual  y el ambient,hasta el jazz, downtempo y voces lejanas que dan un sentido sereno. Traeráconsigo más que música, pues a demás de tener más de 15 instrumentos y artefactos inusuales, se acompañara de visuales que nos transportaran a los recorridos que el autor transcurrio para culminar la obra.

Sus anteriores presentaciones como en Mono y Trópico han generado gran fidelidad a su música sin más el productor ha dejado las expectativas altas, haciéndonos esperar con ansias su próxima estadía.

Los boletos siguen a la venta en el sitio oficial de Boletia. Un show en vivo para no perderse que dará mucho de qué hablar.

PICNIC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here