go to site  

http://onehappyplace.com/2013/06/two-months/ Latino del norte, continentalista, migrante cultural, al artista quebequense René Derouin (Montreal, 1936) externa una preocupación ‘‘político-social” respecto de los muros, no sólo el de Donald Trump, sino de todas las divisiones, aunque considera inaceptable ‘‘cortar una parte de la América Latina con mi cultura de Quebec y de Canadá”.

follow url El muro de los rapaces se titula la obra de gran formato de Derouin montada en el Centro Cultural Roberto Cantoral, dentro del sexto aniversario de este recinto. Se acompaña de siete obras gráficas. El pintor, escultor y grabador dice luchar contra los rapaces a diario.

La idea del sinnúmero de aves que destacan en ese políptico de nueve módulos y 10.9 metros proviene de su investigación sobre la migración anual sur/norte de estas criaturas.

‘‘Me gusta mucho el movimiento de las aves”, dijo Derouin a representantes de la prensa. El artista pasó tres inviernos en San Patricio Melaque, Jalisco, dibujando y haciendo linograbado sobre ellas junto con los pescadores.

‘‘Cada mañana hay aves para tomar peces, lo del día, nada más. Sin embargo, el sistema de los rapaces, de la sociedad del neoliberalismo, es totalmente diferente. En ese entramado financiero hay muchas personas totalmente más ricas; es un desequilibrio. Dentro de la naturaleza podemos comprender que hay una integración de cada especie para sobrevivir. Es una observación que integro a mi obra”, explicó.

Definido como ‘‘quebeqois-mexicano o mexi-qois”, Derouin llegó a la Ciudad de México, por la que profesa gran fascinación, en 1955. Su casera, Isabel Carbajal Bolondi, lo presentó con Pablo O’Higgins y Leopoldo Méndez. Tuvo una primera formación en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado La Esmeralda. Después estudió el arte prehispánico, el cual ejerce influencia dentro de su quehacer, al igual que el muralismo.

La relación de Derouin con México jamás se interrumpió, pues su exposición Migraciones en 1992, montada en el Museo Tamayo, época en la que pocos hablaban de este fenómeno, fue memorable. En 2006 fue distinguido con la orden mexicana del Águila Azteca, máxima distinción que otorga el gobierno mexicano a un extranjero.

Foto Rapaces 2 BB, collage, recorte, dibujo y linograbado, 2017, incluido en el catálogo El muro de los rapaces, título de la muestra y del políptico que René Derouin (Montreal, 1936) creó tras un estudio sobre la migración anual del sur al norte de esas aves de presa. Hoy se abre la exposición en el Centro Cultural Roberto Cantoral.
Foto cortesía de la delegación general de
Quebec en México

La exposición El muro de los rapaces debió de montarse en el Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos, en Puebla. Sin embargo, el sismo del pasado 19 de septiembre dañó seriamente el edificio sede de sus muestras. En el mural aparece un ferrocarril.

Teresa Márquez, directora del recinto, apuntó en rueda de prensa que más allá de esa imagen ‘‘fuerte y clara” el museo tiene tiempo de trabajar con una problemática en torno a la migración y todo el ambiente social generado a partir de y alrededor del ferrocarril.

Para Derouin el muro es lo contrario de un tren, porque ‘‘con ello no podemos pasar. Mi tema del tren es simbólico. Éste representa la tecnología del desarrollo del continente. Todo el desarrollo económico y cultural viene del tren, que es un sistema colectivo de comunicación”.

Por fortuna la exhibición se pudo presentar en mayo/junio pasados en el ex convento del Carmen, en Guadalajara, donde creció a 66 piezas dadas las dimensiones del espacio, aunque la idea original era mostrar El muro de los rapaces –hay dos más–, anotó el curador José Manuel Springer, impulsor de la muestra, junto con el museógrafo Marco Barrera Bassols. Su última parada será en junio de 2019, en el Museo de Arte Contemporáneo de Baie-Saint-Paul, en Quebec.

Springer señaló que el mural está dedicado ‘‘a los niños de México, los migrantes, los separados de sus familias, a los niños de los que nadie habla”.

La muestra El muro de los rapaces será inaugurada hoy a las 20 horas en el Centro Cultural Roberto Cantoral (Puente Xoco s/n, puerta A, colonia Xoco).

Mañana, a las 19 horas, se presentará el catálogo de la exposición y la carpeta gráfica Hiver Noir, de Derouin, en el Museo Nacional de la Estampa (avenida Hidalgo 39, Centro Histórico).

En una segunda presentación del catálogo, el sábado 7 a las 12 horas en el Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos, el artista recibirá un reconocimiento.

Vía La Jornada

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here