buy generic viagra online canada  

go  

go site La bailarina y coreógrafa Tania Pérez-Salas celebrará el 25 aniversario de la compañía que lleva su nombre en el Palacio de Bellas Artes con el estreno de Religare, obra en la que reflexiona sobre el presente y la necesidad de vivir en libertad.

En entrevista con La Jornada, la coreógrafa comparte su visión en torno a la danza y cómo –con esfuerzo– la compañía se ha mantenido en los escenarios con propuestas coreográficas de diferentes estéticas, así como de la importancia que tiene la educación y el acceso a la cultura en el desarrollo de la sociedad.

Esta trayectoria de 25 años ha sido de enorme lucha y entrega con el público, por este sentido de transformación que tiene en general el arte y del cual nosotros intentamos ser parte, expresó Pérez-Salas, quien durante todo un año conmemorará el aniversario de su compañía.

La artista también recordó que a lo largo de estos años le tocó ser testigo del auge de la compañía de la maestra Guillermina Bravo (1920- 2013) y de cómo se formó un público joven en los años 80 en la Universidad Nacional Autónoma de México, donde se presentaban diversas propuestas.

Antes no había una escuela de coreografía; las piezas se creaban desde diferentes enfoques porque varios coreógrafos se formaron en distintas escuelas en el extranjero. Esto sigue prevaleciendo en la danza y le da una riqueza enorme.

Sobre el desarrollo del arte dancístico en el país, compartió que se ha logrado contar con mayor infraestructura, pero lamenta que cada vez sean mayores los recortes presupuestales para la cultura.

La gente que ha estado a cargo de la cultura ha hecho milagros con un presupuesto que se ha ido recortando a lo largo del tiempo. Siempre se han recortado los recursos a la cultura y, justamente, lo que nos sostiene es el arte y la cultura.

Consideró que es importante hacer más accesible la cultura y se debe entender que ésta es responsabilidad de la sociedad, de los empresarios y del gobierno. He vivido los recortes al presupuesto de cultura y creo que deberían respetarse estos recursos, porque estoy convencida de que en una sociedad con acceso a ella y al arte hay menos problemas de violencia.

Tania Pérez-Salas explicó que Religare surgió “de la necesidad de tener más conciencia del presente, lo cual ayuda a tener mayor libertad hacia el futuro, porque el pensamiento constante en éste nos crea una angustia brutal, cuando en realidad no tenemos control sobre el futuro.

“Religare es tener conciencia del presente, porque a veces tenemos milagros como el agua y otras cuestiones que forman parte del mundo que consideramos irrelevantes, pero en la vida todo es relevante.”

La creadora explicó que en la obra también contrasta lo efímero de la danza con lo que realizamos en el presente.

“En Religare vemos que la acción de la danza es fundamental, porque habla de ese presente que forma parte de una memoria, de nuestra vida, de impulsos y sensaciones que están en la memoria.

“Religare tiene muchos cuestionamientos, pero finalmente presento esa conciencia de la danza, de lo importante que es, aunque sea arte efímero, porque esto nos lleva a cuestionar que cualquier acción en el presente lo es.”

La compañía Tania Pérez-Salas, además de estrenar la obra Religare, que cuenta con música de Arvo Part y de Richie Hawtin, interpretará Macho Man, cuyo tema central es la violencia de género.

La compañía se presenta el 16 de junio a las 19 horas y el 17 a las 17 horas en la sala principal del Palacio de Bellas Artes (avenida Juárez y Eje Central Lázaro Cárdenas).

Vía La Jornada

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here